domingo, 20 de marzo de 2016

LA RELACION CON MI MADRE

La relación con mi madre nunca a sido muy mala, hemos tenido rachas mejores y peores, peor nunca nos hemos llevado a  matar. Pero durante mi vida me a echo daño, mucho daño; no sé si ella es consciente o no, pero me lo a echo, como seguramente yo a ella.

Me acuerdo que de pequeña cuando me iba a la cama, mi padre siempre venía a darme las buenas noches. Bueno mi casa tiene dos pisos, mis padres y mi hermana duermen abajo y yo duermo arriba. Bueno pues como decía, mi padre siempre subía hacíamos un poco el tonto y luego bajaba donde mi hermana.

Yo desde mi habitación escuchaba como se reían incluida mi madre, porque ella si que solía ir donde mi hermana. Escuchaba a todos riéndose y haciendo el tonto cuando yo estaba en la cama. No me daba rabia que se lo pasaran bien, lo que me daba rabia es que mi madre no subía donde mi, solo subió muy pocas veces.

En cierta manera ahora lo puedo entender, porque mi hermana cuando ella tenía 5 y yo 7 se puso muy enferma, y estuvo a punto de morir. Yo se que mis padres lo pasaron muy mal, yo en esa época me quede a dormir en casa de mi tía que es mi vecina. Puedo entender que por esa enfermedad mi madre pasase mas tiempo con ella que conmigo, aunque no le costaba mucho subir a darme un simple beso.

Aparte de eso, mi madre siempre me a comparado con una amiga y mi hermana en todos los aspectos. Con las notas de los exámenes, siempre me preguntaba que nota había sacado mi mejor amiga, que siempre eran mas altas, y me decía ves ella a sacado mejor nota que tu. Con mi hermana también me comparaba, cogía mis notas y mirábamos quien había sacado mejor nota, que era mi hermana.


Y con el deporte también me compraba, aquí ya con mi amiga no porque yo era mejor que ella, pero si que lo seguía haciendo con mi hermana. Mi hermana siempre a sido muy buena en deportes, se le a dado ben desde siempre. No sé, nos comparaba y si teníamos partido a  la misma hora, siempre iba a ver el partido de ella y nunca el mio. A sido su delegada de equipo y de mi equipo eran solo quejas.

Y bueno hubo una temporada, que yo estaba fatal, creo que tenía depresión o algo porque no era normal. Me pasaba las noches llorando, había días que comía muy poco y en otras un montón. Pues en esa temporada no estudiaba o lo hacía muy poco. Entonces mi madre se enfadaba bastante conmigo porque suspendía y me llamaba inútil. Eso me sentaba super mal y cuando intentaba estudiar pensaba para que me voy a esforzar si de todas formas me va a comparar con alguien y me va a decir que no valgo nada. Eso fue cuando tenia unos 16 años y claro yo me encerraba en  mi misma y no salía con mis amigas ni nada. Pues un día estábamos riéndonos mi madre, mi hermana y yo; y mi madre de coña me dijo gilipollas (que me llamase gilipollas no me importaba porque lo dice en el sentido de que tonta, pero  de bromas), y yo le dije, no no soy gilipollas, soy inútil. Se quedo a cuadros. Se lo dije un par de veces mas y ya nunca me a vuelto a decirlo.

Pero lo pase fatal, yo en esa época necesitaba ánimos y ella lo único que hacia era hundirme mas. En esa época fue cuando volvieron los problemas con la comida (y digo volvían porque empezaron a los 9 años). También me empece a cortarme y me aislé mucho, lo único que me motivaba era jugar al fútbol.

Al final conseguí salir adelante, pero no de la forma correcta, porque todavía me duele.  Nunca le  e contado a nadie esto y no lo pienso hacer, porque la gente no me entendería. Salí de eso si, pero no sin pensar en quitarme del medio mas de una vez, y a veces  todavía tengo esas ideas. Tengo el presentimiento que la racha mala va a volver, que voy a volverme a sentir lo peor del mundo y que no valgo nada. Y yo necesito sentirme útil, por eso elegí estudiar trabajo social, me gusta ayudar  a la gente aunque yo este muy mal, por eso me quiero ir con una ong a trabajar. QUIERO SER ÚTIL.

8 comentarios:

  1. Siento mucho que tubieras esta relación con tu madre. Siento que te comparase, como mi padre ha hecho durante tanto años. Yo ahora a él nunca lo veo casi, tanto porque él no quiere como porque yo tampoco, pero a veces me duele que ni intente verme.
    Yo también he pensado en quitarme de enmedio unas cuantas veces, aunque me para el pensar en las personas cercanas a mí y en cómo se quedaran ellas.
    Siento escuchar que como yo los problemas alimenticios siempre acaban regresando, y que creas que no vales nada.

    Espero que te sientas mejor y que puedas volver a sentirte útil y que vales algo, besos. ~A.

    ResponderEliminar
  2. Kaixo!! joo, que pena me da oír lo de tu madre. No debería haberte tratado así, las madres no deben comparar a sus hijas si no apoyarlas y quererlas tal y como son. Nunca llegaste a decirle como te hacía sentir? Deberías intentarlo si vuelve a hacerte sentir así, a lo mejor ella no era consciente o tiene algún tipo de explicación, no se. Yo también tuve una época en que estuve medio depresiva, digo medio porque no se lo conté a nadie y no me lo llegaron a diagnosticar, pero vamos que estuve fatal. Se como se siente y no se lo deseo a nadie. Pero oye, si ves que vuelves a sentirte mal y quieres a alguien con quien hablar aquí me tienes vale? Solo tienes que escribirme y hablamos de lo que quieras!! Ondo izan!!

    ResponderEliminar
  3. Los padres son un factor importante en el desarrollo de la autoestima. Es natural que esas comparaciones y diferencias te afectaran. A veces los padres no saben ser padres, uno queda herido,y cuando ya es grande se siente tonto por sentir ese rencor hacia ellos. Lo comprendo, también me pasa. No se que decirte, solo queda seguir.

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Tu yo de 16 años, es mi yo ahora, siempre me he sentido de menos con respecto el trato que tiene mi madre con mi hermana o muchas de mis amigas, siempre haciéndome de menos y comparándome de forma negativa ante todo, y por eso me llevo prácticamente fatal con ella...

    Sobre lo de inútil, creo que tu madre se dio cuenta de la gravedad de lo que te había estado diciendo tanto tiempo y se arrepintió...

    ResponderEliminar
  5. Mi madre también solía compararme con el resto, y también con ella misma. Es más aún lo hace. Pero ya no me interesa ni afecta como antes...
    Fue algo complicado, muy pocas personas lo entienden.
    Cuidate.

    ResponderEliminar
  6. Mi madre me comparaba con mis hermanas, con los hijos de las vecinas, con los hijos de sus amigas, y así con todo un amplio repertorio, pero además me insultaba, me llamaba inútil, y así me quedé, sintiéndome inútil constantemente (profecía autocumplida se llama) en fin, no le echaré toda la culpa a mi madre, si soy un puto desastre, soy un puto desastre y punto, pero pudo ser más cariñosa.

    Espero que esos pensamientos negativos no vuelvan a perseguirte y acorralarte de nuevo, es una mierda querer morir.

    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Los padres no tienen ni idea de la gran influencia que ejercen sobre sus hijos...

    Espero que todo mejore. Me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
  8. Me parece estupendo que esas cosas negativas que te han pasado las quieras convertir en algo positivo ayudando a otros, ojala se te de el sueño

    te leo desde ahora!

    ResponderEliminar